lunes, 30 de octubre de 2017

Confesión de una asesina al alba

 Nunca he escrito un diario, mucho menos una confesión... pero aquí estoy, encerrada "de manera cautelar" en esta habitación. Los pensamientos me asaltan sin tregua y las imágenes que se suceden en mi cabeza me laceran el estómago, ¿de verdad hice todo eso? Estoy confundida, no se si todo esto es real o una mala pasada de mi mente (claramente) perturbada, una de esas pesadillas que me asaltaban todas las noches... pero si, la sangre en mis manos y el olor a muerte en mi ropa cada mañana era real... ahora creo que lo sé... lo siento muy dentro de mi.


Todo empezó con una idea para mi primera novela, debía sentir lo que sentía un asesino `para ser veraz en la trama, es un tema muy trillado, lo sé, por eso tenía que trabajar a fondo en el personaje, como si me preparara para darle vida para la gran pantalla. Me inicié estudiando a los asesinos mas famosos de la historia, pero pronto me cansé de ello, tenía que ser algo más real... así que comenzé a visitar a asesinos confesos en la carcel, ellos me contaron sus sensaciones, sus porqués, aunque a veces no había una razón clara... y eso me desconcertaba, no lograba entender... y fue entonces cuando decidí pasar a la acción.
Paseaba durante la noche decidiendo quién podría ser una presa fácil para un asesino, estudiaba los movimientos de la gente que me cruzaba, sus cualidades, su manera de mirarme... y una noche encontre a la persona y mi porqué, alguien grosero que me abordó, alguien que me quería utilizar esa noche... pero yo lo utilicé a él; desperté con una sensación extraña que no supe a ciencia cierta de donde provenia, y seguí con mi vida.
Los paseos nocturnos se iban sucediendo día tras día con la misma frecuencia que los despertares desasosegados y bañados de sudor... y con la misma cadencia de las páginas de mi libro. En mis particulares ensoñaciones elegía una víctima cada noche, al principio eran personas que me trataban mal a mi y en ocasiones que trataban mal a otras personas, escoria de la peor calaña, pero después escogería a personas que únicamente me habían mirado mal al pasar... o que simplemente no me habían mirado (el factor sorpresa siempre me ha gustado), no se porque tuve esa evolución, quizás los gritos de auxilio y de perdón que resonaban en las paredes de mi sótano me hacian sentir poderosa, ¡que coño! quizás no ¡me hacian sentir muy poderosa! en mis manos tenía la capacidad de terminar con la vida así, en un segundo, ahora color... un segundo después negro.


Por las mañanas me despertaba en mi cama y nunca recordaba como había llegado allí, aunque restaba importancia al hecho, lo achaqué al cansancio diario... y cansada estaba porque nunca tenía suficiente; llegó un momento que el exceso de actividad me hizo volverme descuidada, a dejar demasiados cabos sueltos; durante el almuerzo veía las noticias en las que últimamente solo se hablaba de el asesino en serie que tenía en jaque a la policía, pero que al parecer ya lo tenían acorralado, yo deseaba que lo cogieran pronto, pediría una cita en la carcel para poder entrevistarme con él en la carcel.
Y hasta hoy... en que me encuentro en esta habitación encerrada "de manera cautelar" hasta que la policía encuentre lo que quiera que estén buscando en mi sótano.
Pero nunca he escrito un diario, mucho menos una confesión
.... y hoy os aseguro que no lo voy ha hacer.



miércoles, 4 de octubre de 2017

lunes, 17 de julio de 2017

Las Katiuskas no solo son para el invierno. Videotutorial

          Erase una vez un par de botas de supermercado, pero no unas botas cualquiera… ¡eran unas botas Katiuskas! preparadas para resistir el temporal mas adverso y el terreno más agreste.
Este par de botas, a las que le gustaba mucho caminar, tuvieron muchos dueños… dueños con pies grandes, también de pies pequeños, algunos ricos, otros sin embargo pobres, de pies limpios y, a  veces, no tan limpios….
Pisaron por terrenos resbaladizos, arenosos en ocasiones escarpados , cruzaron ríos y subieron montañas… pero siempre terminaban tarde o temprano olvidadas en un rincón de algún cobertizo, porque estas botas tenían una particularidad y es que nunca se ponían de acuerdo a la hora de caminar, cuando la bota derecha quería ir hacia delante la izquierda quería ir hacia atrás y cuando la bota izquierda se disponía a ir hacia un lado a la derecha le parecía una idea estupenda ir hacia el lado contrario y claro…. ¡Así era imposible! Y es que eran unas botas de mucho carácter.


              
 Con el paso del tiempo perdieron la ilusión y la confianza en si mismas. Un buen día decidieron  que ya no las iban a despreciar más (¡botas del demonio las llamaban!) así es que decidieron que caminarían solas por el ancho mundo, pero juntas, porque finalmente, se habían hecho grandes amigas.
Caminaron y caminaron juntas durante muchos inviernos, vieron muchísimas cosas, la sonrisa de los niños, el arco iris después de las lluvias, la amabilidad de las gentes, pero también la tristeza, la oscuridad y la intolerancia.
Con el transcurrir de los años, se dieron cuenta que ya no estaban para esos trotes  y decidieron que buscarían un lugar bonito y apacible donde descansar sus pobres suelas de goma.  Finalmente llegaron a un lugar tranquilo y de gran belleza donde decidieron terminar sus días, que dicho sea de paso, no parecía que que les quedaran muchos… se colocaron debajo de un árbol y allí descansaron.
Con el paso de los días y la llagada de la primavera comenzaron a ocurrir hechos insólitos… los pajarillos que por allí vivían dejaban caer semillas desde sus nidos  situados en la copa del árbol y algunas de ellas les caían encima ¡Qué fastidio! Pensaban las botas, ¡estos jovenzuelos no dejan descansar a nadie!… pero después de las lluvias primaverales ocurrió el hecho más maravilloso de sus vidas, empezaron a aparecerles florecillas que asomaban a través de sus cañas desgatadas, ¡jope!¡Nunca se habían visto tan bonitas!

Y así, primavera tras primavera, regalaron al mundo montones  de flores multicolores, por fin entendieron lo que significaba echar raíces en un lugar y lo que es más importante, se sintieron útiles, y es que el destino te regala cuando menos lo esperas con algo maravilloso, siempre es importante darse una segunda oportunidad y confiar en lo que la vida te regala.
                                                                           FIN


viernes, 14 de julio de 2017

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 24mm / T. exp 1/200s / Apertura f 4 / ISO 320 / flash no / Medición ponderada al centro / Edición Adobe Photoshop + Fltros Topaz Adjust

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 20mm / T. exp 1/200s / Apertura f 3.8 / ISO 320 / flash no / Medición ponderada al centro / Edición Adobe Photoshop + Fltros Topaz Adjust

jueves, 6 de julio de 2017

Ciertas cosas pueden capturar tu MIRADA, pero SIGUE sólo a las que puedan capturar tu CORAZÓN                                                                              (Proverbio Sioux)

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 50mm / T. exp 1/200s / Apertura f5 / ISO 1250 / flash no / Medición ponderada al centro / Edición Adobe Photoshop + Fltros Topaz Adjust

domingo, 2 de abril de 2017

Cuentos que contar, historias que olvidar

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 20mm / Exp 1/4s F3.8 / Medición Ponderada al centro / ISO 320 / Flash no / Edición Adobe Photoshop + Filtros Topaz Adjust 

jueves, 30 de marzo de 2017

Love song


Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 48mm / Exp 1/160s F4.8 / Com exp +0.67 / Medición matricial / ISO 320 / Flash no / Color sRGB / Edición Adobe Photoshop + Filtros Topaz Adjust 

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 22mm / Exp 1/320s F8 / Medición matricial / ISO 200 / Flash si / Edición Adobe Photoshop + Filtros Topaz Adjust 

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 44mm / Exp 1/320s F4.8 / Com exp +0.67 / Medición matricial / ISO 320 / Flash no / Color sRGB / Edición Adobe Photoshop + Filtros Topaz Adjust 

lunes, 27 de marzo de 2017

Reflection

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 80mm / Exp 1/6s F5.66 / Medición matricial / ISO 1250 / Flash si / Color sRGB / Edición Adobe Photoshop + Filtros Topaz Adjust 

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 38mm / Exp 1/4s F5.6 / Com exp +0.67 / Medición matricial / ISO 1250 / Flash si / Color sRGB / Edición Adobe Photoshop + Filtros Topaz Adjust 

viernes, 24 de marzo de 2017


Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 18mm / Exp 1/400s F3.5 / Medición Ponderada al centro / ISO 400 / Flash no / Edición Adobe Photoshop + Filtros Topaz Adjust 

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 75mm / Exp 1/400s F5.6 / Medición Ponderada al centro / ISO 400 / Flash no / Edición Adobe Photoshop + Filtros Topaz Adjust

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 38mm / Exp 1/400s F4.5 / Medición Ponderada al centro / ISO 400 / Flash no / Edición Adobe Photoshop + Filtros Topaz Adjust

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 28mm / Exp 1/400s F4 / Medición Ponderada al centro / ISO 400 / Flash no / Edición Adobe Photoshop + Filtros Topaz Adjust

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 22mm / Exp 1/1600s F3.8 / Medición Ponderada al centro / ISO 320 / Flash no / Edición Adobe Photoshop + Filtros Topaz Adjust

Music: Rachel Portman "The Cider House Rules. End Credits"

sábado, 8 de octubre de 2016

Annabella

  Cuenta la leyenda, que hubo una vez un amor que superó los límites de la separación, del dolor y la muerte, dos almas unidas en una sola separadas por una cruel guerra.

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 35mm / exp 1/200s - f4.5 / ISO 320 / Medición ponderada al centro / flash si / Edición Adobe Photoshop CS4
  Corría el año 1495, Carlos VIII rey de Francia, buscando el apoyo de Ludovico Sforza, regente de Milán, había invadido Italia, con el fin último de hacerse con el trono del próspero Reino de Nápoles esgrimiendo sus derechos angevinos por su parentesco con Renato de Anjou, antiguo monarca de aquel reino. El aviso de Fernando I Rey de Nápoles a los príncipes italianos no consigue parar el avance de 38000 soldados franceses a través de las ciudades-estado italianas, como tampoco lo consigue su sucesor, Alfonso II, mandando a su hijo Ferrandino, Duque de Calabria, a luchar junto a las tropas Papales y Florentinas; numerosos condottieri,  se van uniendo a las tropas francesas en su avance, Roma es tomada y posteriormente Nápoles.

Las ciudades italianas fueron escenario de familias rotas por el dolor, besos con la urgencia de la separación inminente, miradas hacia lo que se deja y lo que con probabilidad se perderá para siempre en este inicio de guerra.

Las noticias llegaban tarde y mal a la ciudad de Montepulciano, que como el resto de la Toscana, estaba ocupada por las tropas Francesas. Se desconocía la suerte de aquellos que habían abandonado la ciudad en pos de la defensa del país; había hambre y desolación,  además  de dolor por una generación probablemente perdida.

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 31mm / exp 1/200s - f4.2 / ISO 320 / Medición ponderada al centro / flash si / Edición Adobe Photoshop CS4


Annabella miraba su flamante vestido de novia mientras las lágrimas recorrían sus mejillas, en su mente solo estaba la despedida con Dario antes de partir a luchar junto al Duque de Calabria, y sobre todo sus últimas palabras “pase lo que pase, mi corazón te esperará allí donde vaya por toda la eternidad”… era su mejor amigo, su compañero desde la niñez, el amor de su vida y esa odiosa guerra había hecho imposible su casamiento a pesar que en su destino parecía estar escrito desde que nacieron. No comía, no dormía, presa de la desesperación de no recibir noticia alguna desde hacía un año, necesitaba algo que calmara su alma, que tranquilizara su espíritu… había pensado incluso en coger su caballo y adentrarse en aquel territorio bañado de sangre simplemente para darle un único beso… ¿pero, hacia donde dirigirse? Solo sabía que todo estaba perdido y que no había esperanza para los pueblos italianos.

En esos días de angustia, era visitada frecuentemente por Piero Frazzetti un mercader amigo de la familia de Annabella. Piero era un hombre peculiar, se podría catalogar como un hombre hecho a sí mismo, marino de profesión había hecho fortuna surcando los mares de Oriente y consiguiendo artículos  valiosos y exóticos muy apreciados por las familias ricas de la zona, el mismo era coleccionista de numerosos objetos variopintos adquiridos por esa latitudes, la mayoría tenían una historia curiosa y si no la tenían, él las inventaba para quien quisiera escucharlas; hombre sabio, pero tachado de loco por sus vecinos dado su espíritu emprendedor, había perdido gran parte de su fortuna consecuencia del bloqueo marítimo derivado de la guerra.

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 18mm / exp 1/640s - f3.5 / ISO 320 / Medición ponderada al centro / flash no / Edición Adobe Photoshop CS4


Piero fue testigo de cómo la mente de  Annabella iba enfermando, de cómo su cuerpo se  consumía poco a poco, y a pesar de sus palabras de ánimo y sus consejos de amigo nada surtía  efecto en ella. Un día, después de obligarla a dar un paseo por la Piazza Grande, decidió contarle una historia, sobre un objeto volador con propiedades mágicas y que el mismo había traído de oriente. El objeto en cuestión eran unas esferas voladoras que según contaban por esas latitudes, tenían la facultad de hacer llegar cualquier mensaje a la persona amada estuviera donde estuviera, simplemente se tenía que escribir unas pequeñas notas con los mensajes e introducirlos cuidadosamente en cada una de ellas, si había un amor fuerte y se creía suficientemente en él, el  artefacto con ayuda de los vientos, llegaría hasta su destino y la persona lo recibiría. Por primera vez en un año, vio brillar una luz de esperanza en los ojos de Annabella. Con dedos temblorosos fue escribiendo una a una las notas con los anhelos y deseos que quería hacer llegar a Dario y cuidadosamente las fueron colcando en cada una de las esferas, cuando Piero la vio marchar esa tarde se sintió feliz de haber inventado esa historia para ella.

Nikon D80 / Nikkor 18-135mm / L. focal 35mm / exp 1/1600s - f4.5 / ISO 320 / Medición ponderada al centro / flash no / Edición Adobe Photoshop CS4


En ese tiempo, los reyes católicos deciden mandar un ejército expedicionario al mando del Capitán Gonzalo Fernández de Córdoba y así unirse a las tropas de Ferrandino, ya Fernando II de Nápoles tras la abdicación de su padre; tras reconquistar  Sicilia Citerior, se encaminaron hacia la conquista de Nápoles. La batalla del 7 de Julio de 1495  fue decisiva, y la insurrección popular clave, para la total expulsión del ejército francés de la ciudad, pero en ella Dario Neri quedó malherido y esa noche fue trasladado al Hospital de campaña.

Anabella concilió el sueño plácidamente por primera vez desde hacía meses pero a mitad de la noche se despertó bruscamente presa de un pánico indescriptible, el frio intenso le recorría la espina dorsal y lagrimas de desesperación acudieron a sus ojos. Rápidamente se levantó preparó su montura y se vistió sin saber porque con su vestido de novia, cogió las esferas que ella creía mágicas y se encaminó hacia el lago de Montepulciano, rayaba el alba cuando dejaba atrás las casas del pueblo marcadas con yeso por los franceses.

En aquel lago fue donde Dario le dio su primer beso y donde le pidió matrimonio, una vez allí pensó en los paseos que daban por las tardes, en las timidas caricias que se prodigaban y en los tímidos besos robados y dejo volar las esferas hacia las nubes, después, como himnotizada, se dirigió al lago y lentamente se  adentró en él, imaginando que cada roce del agua en su piel era una caricia que Dario le daba, y así  siguió poco a poco hasta que desapareció en la profundidad del lago.

Dario se debatía entre la vida y la muerte, había perdido mucha sangre, la fiebre le hacia delirar y las fuerzas le abandonaron ; con los primeros rayos de sol de aquel día, y tras nombrar a Annabella, murió.

En ese preciso momento el artefacto volador del Signore Frazzetti se perdía tras las nubes.

Fin
 
Carmen Donado Torres
Música: Awaken de Dario Marianelli